post-title Autocrítica y sinceridad http://www.paraemprendedoras.com/wp-content/uploads/autocritica-para-emprendedoras.jpg 2016-10-23 13:13:58 yes no Posted by Categories: Sin categoría

Autocrítica y sinceridad

Posted by Categories: Sin categoría
Autocrítica y sinceridad

Cuando comienzo a pensar sobre la importancia de un trabajo bien hecho enseguida se me viene a  la cabeza el ejercicio de la autocrítica.  Y lo relaciono directamente con el cuidado que cada una pueda propiciarse para sí misma.

Considero que ser justa con una misma es quererse y ahí radica la importancia de sincerarnos.

No sobre-exigirnos pero tampoco pasar por alto nuestros errores. Me refiero no ser tan benevolentes con nosotras mismas. Porque a la larga la falta de reflexión sobre los desaciertos  termina impactando en nuestros resultados.

La clave está en acercarnos los más que podamos al equilibrio. Tarea complicada en un principio pero luego con la práctica totalmente alcanzable y reconfortante. Es el objetivo de este artículo ir desenrredando este ovillo de auto-exigencias y excusas variadas para “tapar” errores propios disfrazándolos de desatinos ajenos.

Concretamente lo que quiero contarles es que afortunadamente es más simple de lo que parece.¡ Así que manos a la obra!  En primer lugar comenzaré por relatarles dos casos concretos donde se evidencia la falta de reflexión sobre los propios desaciertos y luego expondré lo que para mí sería analizar todas las variables que inciden en el logro de nuestro objetivo.

Caso 1: _”No logro que quienes trabajan conmigo hagan exactamente lo que les indiqué como yo quiero que lo hagan en tiempo y forma; ya me ha pasado en varios lugares de trabajo”

Es una frase que escuché varias veces y me hace pensar en cómo fue comunicada la indicación y también si se valora el trabajo de los demás. Tanto en términos económicos como de reconocimiento con refuerzos positivos que todos necesitamos a la hora de realizar nuestras tareas.

Las variables a analizar son la comunicación, el tiempo para llevar a cabo las tareas, los materiales para el trabajo y fundamentalmente nuestras propias acciones.

En este caso podemos apreciar que la constante es la repetición del inconveniente que se hace explícito en la misma formulación de la frase.

Quiero decir que es altamente recomendable prestar atención a cada una de las variables y también considerar las constantes. Porque es allí donde podremos concluir que nosotras mismas y nuestra manera de manejarnos es la constante si no vamos variando nuestro proceder ajustándolo cada vez que es necesario . ¿Y por qué? Porque nosotras muchas veces no cambiamos por falta de profundización en nuestros desaciertos; notamos que “algo” no funciona pero sin embargo quedamos fijadas en ciertos hábitos.

Caso 2: _ “ Realizo las reuniones para que mi equipo se capacite y no asisten; las personas no se comprometen con el trabajo; y cuando asisten luego no aplican lo desarrollado”

Las variables a analizar son la difusión de las capacitaciones (tiempo de antelación de citación y forma) duración de las reuniones y calidad de las mismas.

En este caso puede traslucirse que la carga está puesta en lo que los demás no hacen y la queja se apodera de la situación. Y aquí me detendré a desarrollar sobre “la queja” que es enemiga de la autocrítica.

Los problemas son parte de la vida, saber que la solución de cada problema me pone en una mejor posición y me dá mas herramientas  es un concepto básico para avanzar en lo que nos propongamos.

El problema no trae queja, el problema trae acción con entusiasmo y determinación.

La acción en este caso sería concentrarse en mejorar las capacitaciones para obtener la convocatoria que preciso. Focalizarme en lo que yo puedo cambiar porque si intento controlar las acciones ajenas terminaré por agotarme ante tan pretencioso objetivo.

Cuando no tememos hacer conscientes nuestros desaciertos y enfrentarlos, disfrutamos buscando la estrategia para resolver una situación. Y es a partir de esa autopercepción  que generamos energía positiva que se contagia. Les  propongo cambiar la queja por acción positiva.

El error no está afuera. El éxito depende  de mí. Esta es mi empresa, soy yo quien quiere volar muy alto. Si hacemos el ejercicio permanente de pulir nuestros defectos, desandar los caminos para mejorarlos constantemente y nos agrandamos ante cada desafío el recorrido será sin duda satisfactorio.

Déjanos tu comentario.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *